Los 4 elementos que un cliente espera encontrarse en tu servicio

Cuando emprendes y quieres definir tu servicio, hay muchas cosas a tener en cuenta. Los precios, la competencia, los recursos… y por supuesto, el cliente. Hay cosas que tu cliente ideal espera encontrarse dentro de lo que tú ofreces. Son elementos de carácter emocional, eso que le toca la fibra, que todo servicio debe tener para lograr el éxito, independientemente de lo que sea que ofreces. Cosas que ellos darán muchísimo valor.

¿Quieres saber cuáles son?

De entre todos los elementos a tener en cuenta a la hora de un servicio, de lo que más hay que valorar es aquello que tu cliente espera de ti, dentro de lo que es el proceso y, por supuesto, del resultado final.

Estas son las 4 claves a tener en cuenta…

 

Tu Cliente tiene que ser el centro de tu Universo (Clave 1)

Tu servicio deberá tener a tu cliente ideal siempre presente. Cualquier decisión que debas tomar en cuanto a su funcionamiento deberá pensar en este tipo de usuario que tendrás que haber definido al principio a la perfección.

Obsérvale para estar pendiente de sus necesidades, de su comportamiento y también de sus limitaciones. Adaptado tu oferta a él, vas a conseguir que te contrate porque se siente identificado con lo que ofreces, cree que le vas a entender. Para mí es un error dirigirse a la masa en general y no acotar tu nicho de mercado al máximo, porque, si no te diriges a nadie en concreto, pues nadie va a pensar que puedes ayudarle.

De todo ese popurrí de ideas que tengas, intenta quitar todo lo superfluo, aquello que no va a aportar nada a esas personas a las que te diriges. Piénsalo bien y en cada punto que definas pregúntate cómo ayudarle de verdad.

Si no tienes claro cómo definir a tu cliente ideal, échale un vistazo a esta herramienta gratuíta.

 

Tienes que ser Flexible (Clave 2)

Un servicio de éxito tiene la capacidad de reajustarse según las condiciones. Debe estar bien paquetizado y definido, pero para que su funcionamiento sea de 10, tendrá que poder adaptarse, siempre ligeramente y sin perder su esencia, a las circunstancias cambiantes y a los distintos matices especiales de algunos clientes. Es algo con lo que conseguirás que se sientan especiales.

Tu cliente deberá estar a gusto todo el tiempo, así que, además, el trato debe ser flexible en el sentido de que tienes que escucharle, observar y adaptarte a su estado emocional y circunstancias de ese momento. Con esto podrás comenzar a generar confianza y lealtad, lo cual es una gran inversión de futuro. No rompas con todo tu método cada vez que aparezca un nuevo cliente, pero sí analiza con atención en qué partes puedes adaptarlo para mejorar la experiencia de cada uno de ellos.

Ahora, piénsalo bien: ¿qué estás haciendo no aportan valor a tu cliente y sí rigidez a toda tu oferta?

 

servicio-de-exito

Procura generar curiosidad (Clave 3)

Si no tiene un mínimo atractivo inicial, por muy bueno que sea lo que haces, la gente no te va a contratar. No les va a llamar la atención lo que haces, les vas a parecer “del montón”. Esto quiere decir que tu forma de hablar, tu web, tus argumentos… todo lo que envuelva a la presentación de lo que haces, tiene que ser muy persuasivo y convincente. Tienes que hacer clic en su cabeza. Apela directamente a algo que le preocupe mucho dale de entrada algún regalo que toque sus emociones y vaya a provocar una respuesta positiva.

Esto como paso inicial.

Pero es que, además, durante el servicio tienes que proporcionar una experiencia agradable tratando siempre de superar las expectativas. Tienes que generar sorpresa y tocar la fibra. Esto también es una inversión de futuro, ya que ayudará a que, si el resultado de tu trabajo también es bueno, es bastante posible que tu cliente ideal vuelva a contar contigo la próxima vez.

Entonces… ¿de qué forma vas a generar esta curiosidad inicial en tus posibles clientes? ¿Qué trucos te vas a guardar en la chistera para sorprenderle a lo largo del proceso?

 

Qué 4 cosas espera tu cliente de tu servicio Clic para tuitear

 

Sé empático (Clave 4)

Es importantísimo identificar bien los deseos, pensamientos y la actitud de las personas a las que te diriges. Es justo esto lo que hace que crees una experiencia expresamente pensada para él con la que va a sentirse identificado y a gusto.

Si eres empático, y te pones en el lugar de la otra persona, acabarás por transmitirle bien tu proyecto, tu sueño o tu causa, y podrás crear auténticos evangelistas de tu marca que te sigan allá donde vayas… además de que vas a generar confianza a raudales.

La empatía es un básico para conseguir un resultado de éxito rotundo.

 

 

Da igual si te dedicas a cosas de carácter más social, como puede ser un coach o un formador; o si lo tuyo es un trabajo con un proceso largo de implementación, como podría ser la programación web, temas legales, etc, el caso es tener cuidados todos estos aspectos dentro de lo que tú ofrezcas.

Y hasta aquí las 4 cosas con las que vas a conseguir que tu cliente acabé 100% satisfecho con el servicio que ofreces. Verás que prestando un poco de atención a estas cosas el cambio puede ser total.

Si te ha gustado este post o si conoces a alguien que pueda interesarle, ¡compártelo! Encontrarás unos botones más abajo que te facilitarán la tarea.

 

firma DC

 

 

 

 

2 comentarios en “Los 4 elementos que un cliente espera encontrarse en tu servicio”

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Yo suelo comparar la relación con un cliente con la de pareja. Tienes que resultar atractivo de una u otra forma para conquistar a tu cliente, debes ser flexible (unas veces tus planes, otras los de tu pareja), empático (hay que esforzarse por sabe qué siente el otro lado de la cama) y sobretodo, debes saber qué clase de buscas segmentando al máximo (porque está claro que no todos los perfiles que vemos por la calle nos servirían como pareja)

    Aunque ya se sabe: a veces el corazón atiende a razones que la razón no entiende…

    Responder
    • Qué buena comparación Mapi!! Tal y como lo has explicado tienes toda la razón, si al final, la relación con el cliente es eso, una relación humana más. Muchas gracias por tu comentario tan interesante 🙂 Besazo!

      Responder

Deja un comentario