Este último mes he hablado con muuuucha gente. He estado comentando cosas con personas que estaban interesadas en el Falcón BootCamp (que por cierto, empieza mañana yeahh!) y claro, me mostraban sus dudas. Una de ellas, es la que “ya he invertido en esto y en lo otro”, “justo acabo de montar la web y no voy a cambiarla ahora” o “bueno, sigo tirando así a ver qué pasa”. No veas la de veces que se ha repetido esta duda. ¡Y es normal!  
Sinceramente: ha sido un trabajo tela. Hace un mes que cambié toda la web y hoy te quiero contar todo lo que hay detrás. Cuál fue el proceso. Qué tuve en cuenta. Por qué decidí cambiarla.  

Me obligan a decirte que esta web usa cookies propias y de terceros, así que la navegación por aquí implica su aceptación.Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies