Pues sí. Hasta aquí hemos llegado. Como que llega un día en el que estás agotado y das un golpe encima de la mesa y dices… “ya”. No voy a postear más.
Hay ciertos sectores, más tradicionales, o dónde ya hay muchísima competencia, en el que mucha gente compite a base de bajar precios. Como te podrás imaginar, esto no es sostenible. Si lo estás viviendo en tu negocio, estarás bastante quemado de hacer bolillos con los números.  

Me obligan a decirte que esta web usa cookies propias y de terceros, así que la navegación por aquí implica su aceptación.Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies