[Test] ¿Es Viable tu idea de Negocio?

Si vas a lanzar un Servicio, quieres renovar alguno de los que ya ofreces y no tienes muy claro si va a ser viable o no, necesitas hacer este test. Revisa estas 4 preguntas fundamentales para tener un primer análisis sobre si tu idea de negocio es viable o no.

El test que te propongo consta de 4 preguntas clave para tomar la decisión de si lanzas al mercado la idea que tienes en mente, esperas un tiempo para perfeccionarla, o si definitivamente llegas a la conclusión de que no es viable.

Las cuatro temáticas que vamos a tratar básicamente se resumen en: tu cliente, tu propuesta de valor, los recursos disponibles y el testeo de la idea. Es muy sencillo, funciona como un semáforo. Cada pregunta va a tener tres posibles respuestas. La de color rojo sería «precaución, tómate un tiempo para reflexionar, que ésto no pinta bien», la de color amarillo corresponde a «te faltan algunos ajustes, no está del todo pulida pero puede ser que funcione» y la respuesta ideal es la de color verde.

 

Preguntas del test

¿Conoces a tu cliente?

ROJO: No tienes una información real, más bien suposiciones porque has observado a tu cliente, su entorno, y ves que podría necesitar lo que tienes en mente, pero te falta constatar que esas suposiciones son correctas. El riesgo es máximo porque nos basamos en  hipótesis.

AMARILLO:  Tienes una idea aproximada de lo que necesita tu cliente pero no has hecho un estudio en profundidad, más bien te han dado opiniones de que parece interesante lo que ofreces.

VERDE: Has hecho entrevistas a clientes reales, obteniendo así información lo más veraz posible.

 

¿La solución que planteas aporta Valor a ese cliente que has analizado? La propuesta de valor es el conjunto de beneficios que se lleva tu cliente y la razón por la que te elige a tí y no a tu competencia. Para saber si estás aportando valor a este perfil de cliente, la primera de las respuestas sería:

ROJO: A tí te parece que tu servicio aporta valor pero en realidad no tienes la certeza de que esa solución que tienes en mente va a tener sentido para ese tipo de persona a la que te quieres enfocar.

AMARILLO: Has comprobado que existe un hueco en el mercado, un nicho poco explotado en el que podrías aportar tus conocimientos, pero tal vez no sea suficiente para que haga un desembolso por él.

VERDE: Si los beneficios que aporta tu solución están alineados con la información que has recabado de tu cliente,vas por el buen camino.

 

¿Tienes encuenta la inversión que tienes que hacer en recursos y colaboradores?

ROJO: ¿Desde el principio vas a contar con los mejores profesionales, con las infraestructuras más caras y con las mejores herramientas o vas a ir poco a poco viendo la evolución del mercado y haciendo inversiones progresivamente?

AMARILLO: ¿Vas a subcontratar parte de servicios  sin asumir demasiados costes estructurales para tí ? Me refiero con ésto a alquilar herramientas por un período de tiempo limitado o contar con la ayuda de colaboradores. Puede ser una opción a tener en cuenta porque aunque existe una inversión, no es tan arriesgado.

VERDE: Empezar con los mínimos recursos pero con el producto funcionando plenamente. Una mínima inversión para comprobar como comienza a funcionar y luego progresivamente invertir para mejorar poco a poco.

 

¿Has hecho un testeo de tu idea de negocio, de tu nuevo servicio?

ROJO: Solamente has preguntado a familiares y amigos. Ten en cuenta que sus opiniones son completamente subjetivas y que no necesariamente concuerdan con las de tu cliente ideal.

AMARILLO: Tienes opiniones de personas que potencialmente pueden llegar a ser tus clientes, pero has preguntado de una manera superficial, sin seguir un método estructurado. Son unas primeras opiniones que pueden ir dando una pista.

VERDE: Has hecho un testeo, fijando unos objetivos a cumplir, contactando con personas que cumplen con el objetivo de tu cliente ideal, y de una forma guiada y estructurada, hacer preguntas y pruebas para obtener el máximo de información posible que te verifique si lo que tienes en mente tiene sentido, si lo lanzas ya o tienes que mejorar algunos aspectos.

 

VALORACIÓN

Una vez respondidas todas las cuestiones, vamos a sumar los colores del semáforo.

– Si hay empate de rojos y amarillos, párate a reflexionar, dale una vuelta y trata de mejorarlo.

– Si tienes algún verde, algún amarillo, algún rojo revisa lo que tengas más flojo, especialmente si te ha salido rojo a la pregunta de «¿conoces a tu cliente?», que es la fundamental.

 

Comprueba que los resultados en verde están alineados con todas las otras partes. Así habrás hecho un minidiagnóstico que te dará pistas para ver como vas a atacar ese nuevo servicio que estás planteando antes de lanzarlo para aumentar la probabilidad de éxito.

Espero que te haya gustado este mini test y que me dejes en comentarios el resultado que has obtenido para comentarlo  y poder ayudarnos entre todos.

 

TWEET: ¿Es viable tu idea de #negocio? Haz este test Clic para tuitear

 

 

 

 

 

Foto vía 

Deja un comentario