Usa la estrategia de Netflix para hacer crecer tu Negocio

Dentro de nuestra empresa disponemos valiosa información (que no estamos utilizando). Si le sacaramos provecho, nos ayudaría a crear servicios más atractivos para nuestros clientes.

Si esta información la pones encima de la mesa, puedes  ver las preferencias de tus clientes, sus comportamientos y crear una oferta más especial y atractiva para ellos. Ésta es la estrategia de la plataforma Netflix, que utiliza los datos que recibe constantemente de sus suscriptores (datos personales, gustos, aficiones, series más vistas, temáticas, horarios de visualización…) para luego crear su programación. Absolutamente todos esos datos (tanto los tuyos como de personas con características similares a las tuyas) son analizados por sus creativos para ofrecer nuevos contenidos para ese perfil de cliente.

 

El error que cometen muchas pequeñas empresas es no contar con esta información y no utilizarla de verdad para tomar este tipo de decisiones. No nos podemos dejar llevar por sensaciones o intuiciones lo que deberíamos hacer es validar que estamos en lo cierto y asegurarnos de que no tenemos una percepción sesgada de esos clientes. Es peligroso tomar decisiones de futuro para tu negocio o tu oferta de servicios si no tenemos toda la información.

A pesar de que  no somos Netflix, de que no disponemos de big data que tienen ellos, ni una gigantesca plataforma global que nos ayude a recoger toda esta información,  sí tenemos muchos datos que no estamos utilizando para saber como son los comportamientos de nuestros clientes, y crear una oferta mucho más ad hoc, más atractiva para ellos.

 

Dónde buscar nuestra información

– La primera fuente de información de la que ya disponemos es a través de antiguos clientes, sea porque ya llevas tiempo con tu negocio y tienes un histórico de clientes o sea porque te dedicaste anteriormente a otras cosas y contabas con colaboradores que ofrecían su punto de vista. Las conversaciones distendidas al finalizar un proyecto, un servicio, una consultoría, son muy importantes para recoger feedback , para recabar impresiones de los motivos que le llevaron a contactar contigo y no con la competencia,etc. Con esas respuestas obtenemos mucha información que deberemos almacenar para su colsulta.

Otro lugar del que puedes obtener mucha información es en los eventos, a los que debemos acudir con la mentalidad de escuchar, no sólo ir a vender nuestro producto o servicio. Cuando entre el público asistente encontramos posibles clientes que cumplen con el perfil que buscamos, es el momento de sondearles para saber sus preferencias, lo que le llama la atención de mi trabajo, etc. Personalmente, todo lo apunto en un cuaderno porque es muy valioso para saber hacia donde van las preferencias del mercado.

Cuando pedimos testimonios para nuestra web o para Linkedin, debemos leer entre líneas lo que nos cuentan por ahí. Se suele resaltar un par de cosas de como ha sido la experiencia de trabajar contigo, lo que más satisfacción le produjo durante el proceso. Cuando hay varios testimonios coincidentes, eso demuestra el valor con el que se ha quedado esa persona y por eso lo destaca. Yo recojo todo ésto en post-its, pero puedes hacerlo en Excel si te es más cómodo. Todo ésto es valiosa información que sumas a ese documento de datos que vas recogiendo.

Otra manera es con los mensajes privados, ya sea a través de Twitter, Facebook, Instagram. Los mensajes nos dan ideas de lo que más les gusta a nuestros seguidores, lo que les aporta valor, los temas que desean que tratemos o cómo enfocarlos. También lo vamos recogiendo y lo añadimos a nuestro registro de ideas.

En consonancia con lo anterior, en los comentarios, tanto en tus publicaciones como en las de otros de temática similar (incluso de tu competencia), también nos encontramos opiniones que pueden ser utilizadas para saber las preocupaciones, dudas, del público al que nos dirigimos y poder crear unos servicios más eficaces.

Las analíticas de redes sociales nos pueden dar pistas, que aunque no sean tan fiables porque, no sabemos hasta qué  punto han leído el artículo o no, ni sabemos lo que le ha parecido (como cuando dejan un comentario o un testimonio), pero sí lo podemos considerar una pista extra para completar lo anterior, como un último dato que hace que encaje todo.

Ahora que ya has visto cuales son estas 6 fuentes de información que puedes utilizar de tu empresa, puedes ir colocándolo todo en un Excel, en la pared o en un board virtual y buscar lo que más se repite,  temas que tal vez no habías considerado pero ves que te están pidiendo y todavía no le habías dado solución, formas de mejorar los servicios que ya tienes.

Ésta es la estrategia de Netflix, coger toda esa información, ponerla encima de la mesa, ver cuales son los patrones que más se repiten y con eso tomar decisiones que nos ayuden a crear nuevas ofertas, nuevos contenidos, que ayuden a que nos sigan comprando. Espero que te haya sido útil  y si tienes alguna duda o  sugerencia sobre otros temas que te gustaría que tratásemos en el canal, déjamelo en los comentarios que trataré de encajarlo.

TWEET: Cómo usar la estrategia de Netflix para hacer crecer tu #negocio Clic para tuitear

 

 

 

 

Foto vía

Deja un comentario