Qué son los Early Adopters y cómo encontrarlos

Hay un tipo de cliente que nos interesa muchísimo porque es el que primero llega y nos compra: el llamado «early adopters» Pero, ¿qué es exactamente, cómo captarlo y  fidelizarlo?

Por definir este término, digamos que son esas personas que se sienten identificadas con  lo que tú les propones, con las soluciones que le aportas, y ya están dispuestos a pagar por el servicio que les ofreces. Son esos primeros clientes que tiene un nuevo servicio, y siempre son más osados, no les importa no tener referencias tuyas a la hora de comprarte, sino que les importa mucho más conectar con la Propuesta de Valor que ofreces. Te van a ayudar a asentar bien ese nuevo servicio que estás lanzando al mercado.

Por supuesto dejemos claro que el servicio tiene que estar diseñado y validado previamente, ellos entrarán en la fase de adquirirlo. No llegan en la fase de creación sino que ese es un proceso que has tenido que hacer antes.

 

Dónde los encontramos y cómo los fidelizamos

 

En este gráfico vemos el proceso de encontrar y transformar a los early adopters en clientes fieles a tu servicio y a tu marca. Como ves, tenemos que situar a otras dos figuras de esta ecuación:

Los entusiastas. Son esas personas que son muy afines a tu marca, que están a tu lado desde los comienzos, les interesa lo que sueles compartir en tu blog, están en redes sociales interactuando con frecuencia. A pesar de ello, no necesariamente te van a comprar, incluso se pueden quedar para siempre en este estadio, siendo solamente entusiastas de la marca, conectando con ella y siguiendo sus avances. Solo una pequeñísima parte va a pasar a ser early adopters, solo a los que les convence la propuesta que estás ofreciendo.

La tercera fase es la de la tribu, los clientes fieles que han pasado de early adopters a ser clientes recurrentes que te siguen, te recomiendan, y están detrás de tu marca apoyándote continuamente. Este momento sucede cuando tu servicio está más maduro, ha llegado a más público, lo han probado más empresas, y podemos hablar de que tienes una tribu (tu base de datos de clientes)

 

La clave son los dos huecos que hay entre las distintas fases, los llamados «saltos» que son el punto en el que si lo haces bien el negocio va a ir más rápido y mejor.

 

En el primer salto, lo que habría que hacer sería invertir en visibilidad: invertir en redes sociales, web, fotos que transmitan tu propuesta de valor, en eventos… que ayuden a que tu servicio, tu marca sea más visible porque es algo nuevo para el público.

El segundo «salto», cuando el servicio está maduro y tiene un cierto rodaje, lo que habría que hacer sería invertir en la mejora de ese servicio, recogiendo feedback para conseguir una mayor penetración en el mercado. Al principio, después del lanzamiento debes estar haciendo iteraciones (concepto que viene del Lean Start up) recogiendo información e integrándola en este servicio que has lanzado en un momento inicial. Aprender de esta información que recoges es fundamental porque te va a ayudar a pasar de early adopters a tribu y que ésta sea lo más grande posible.

Espero que te haya quedado claro como pasar este proceso de cambiar a los clientes de estado, desde los Entusiastas hasta la Tribu, pero si te queda cualquier duda déjamela en los comentarios, que trataré de responderte lo antes posible 🙂

Qué son los Early Adopters y cómo encontrarlos Clic para tuitear

 

Foto vía

Deja un comentario