Los 7 pasos para hacer provocaciones creativas y encender la mente

Seguro que has oído hablar de René Descartes. Tranquilo, no te asustes, que esto no va a ser un peñazo filosófico ni mucho menos. Pero este señor, entre todas sus ideas, tuvo una que podemos rescatar para desarrollar ideas creativas muy práctica que seguro que te interesa.

Se habla mucho de que para sacar grandes ideas adelante hay que dar una vuelta más a ideas preconcebidas, pero esto, que es muy fácil decirlo, ¿cómo se hace? ¿Te pasa que a veces te quedas atrapado en una idea y no eres capaz de ir más allá? Esto puede resultar muy frustrante pero por suerte este método le pone solución.

Como siempre, esta práctica que te traigo, tiene relación con un cambio de chip del pensamiento para hacerlo más creativo. ¿Te suena de algo la duda cartesiana?

Si eres amante de la filosofía y te interesa explorar este concepto, no dudes en bucear en Google o libros que tengas a mano para enterarte bien de todo su desarrollo, pero yo voy a ir al grano en cuanto a lo que podemos extraer sobre esta idea y aplicar a desarrollar nuestras innovadoras ideas.

Descartes opinaba que retomar ideas ya muy arraigadas en la mente de la gente y en la sociedad en general para replanteárselas y cuestionarlas. Él quería quedar libre de pensamientos estereotipados para crearlos nuevos. Estas son algunas de las cosas que planteaba:

– Poner en duda toda creencia establecida por las leyes de la tradición

– Reformular continuamente nuestros principios

– El éxito en causas anteriores no nos garantiza el éxito futuro

 

En la práctica, la duda cartesiana nos obliga a reflexionar sobre aquello en lo que creemos como si fuese falso. Se trata de hacernos provocaciones creativas que den la vuelta a la tortilla.

Y esto es básico para cualquiera que quiera desarrollar una idea innovadora.

 

provocaciones creativas

 

La duda cartesiana aplicada a la #creatividad ¿Innovamos? Clic para tuitear

 

¿CÓMO PODEMOS APLICAR ESTO A NUESTRA PRÁCTICA CREATIVA?

Este que te muestro a continuación es un sistema de pasos muy sencillo para aplicar todo esto:

 

Primero: elegimos nuestra afirmación sobre el campo en el que queremos trabajar

Ejemplo: “Es imprescindible ir al campo para plantar mis propias verduras y hortalizas”

 

Segundo: Generar provocaciones creativas

Ejemplo (siguiendo al anterior): “En el campo no se van a poder plantar más verduras ni hortalizas”

 

Tercero: Reflexionar acerca de las posibilidades que nos brinda esta “provocación”

Sigo con el ejemplo: Tengo que forzarme a imaginar cómo serían las cosas si realmente se suprime la plantación de vegetales en el campo

 

Cuarto: Sacar todas las cosas negativas que supone

Ejemplo: se morirían muchos animalitos, dejaríamos de comer alimentos básicos en nuestra dieta, muchas personas perderían sus empleos… (Todo NO deseable)

 

Quinto: Y aquí viene la esperanza; pensar en todas las cosas positivas que traería este cambio

Otra vez el ejemplo: podríamos buscar lugares alternativos para plantar vegetales, acercar de otro modo a los núcleos urbanos las plantaciones y hacer ciudades más verdes…

 

Sexto: De las cosas positivas, elegir aquellas que podrían marcar una diferencia beneficiosa para las personas (o para un colectivo de personas, depende de cada caso)

Prosigo: ¡Pues acercar las plantaciones a los núcleos urbanos no suena mal!

 

Séptimo: Crear nuevas ideas a partir de las claves que creemos que sí marcan una diferencia

Solución final al ejemplo: Ya muchas empresas se dedican a la comercialización de huertos urbanos, muchas de ellas con soluciones estupendas para que, en un rinconcito de tu terraza o de tu balcón puedas poner tu propia tomatera, tus pimientos e incluso una selección de especies. Una idea muy genial a la que podría perfectamente llegarse con un razonamiento basado en la duda cartesiana.

Así que, sin duda, si hoy puedo darte algún consejo es…

 

provocaciones creativas

Y te cambiará la vida. Recuerda: no hay verdades absolutas y, si las hay, ten dudas sobre si son verdad o no.

 

Cuestionarse las cosas es una parte muy importante del pensamiento #creativo Clic para tuitear

 

Puedes usar este método para cualquier tipo de trabajo en el que quieras desarrollar nuevas ideas, tanto si es un proyecto empresarial o uno personal, ya que siempre te va a ayudar a ir más allá:

– En el mundo de la pintura: “¿Qué pasaría si no se pudiese pintar sobre lienzo? ¿Sobre qué lo haría?”

– Pensando en crochet: “¿Y si las agujas no sirviesen para hacerlo?

– En arreglos florales: “¿Es de verdad necesario meter las flores en recipientes? ¿Qué pasaría si no se pudiese? ¿Arreglos florales aéreos?

Podría seguir hasta el infinito.

 

Muchos datos de este post están sacados de este libro (el cual te invito a leer), y adaptados a mi modo de ver y mi experiencia.

Espero que lo pongas en práctica y, si lo haces, que me cuentes cómo te resulta.

¡Feliz viaje creativo!

provocaciones creativas

Marta Falcón
hola@martafalcon.com

Acompaño a empresas en un proceso de cambio, diseñar nuevas soluciones y sacar lo mejor de sí mismas para resolver sus retos.

1 Comment
  • Sergi Ferrer
    Posted at 09:16h, 10 abril Responder

    y si fuese sobre una botella de cristal, estoy muy encallado y necesito un poco de ayuda

Post A Comment