Tendencias de consumo 2018. Las que han venido para quedarse

Pues cada cual, es friki con sus cosas.

Y, una de las mías, es leer sobre tendencias de consumo… para, después, traducirlas en servicios útiles.

No me refiero a las tendencias de moda, esas que dicen si este año se va a llevar mucho el violeta, o cuánto hay que enseñar el tobillo para ir a la última.

Son más cosas del tipo…

¿Cómo compramos las personas? ¿Qué necesitamos? ¿Qué estamos pidiendo a gritos? ¿Qué soluciones no nos está dando nadie aún?

Hacia dónde apuntan las cosas (en general).

Así que, después de unos meses leyendo bastante, hoy te traigo algunas tendencias que me parecen muy potentes y que, sin duda, han venido para quedarse, y que puedes tener en cuenta a la hora de plantear nuevos servicios para tu empresa.

 

Transparencia total

Los consumidores no somos tontos y las empresas lo saben.

Poder ver qué hay dentro, qué valores se manejan, cómo se trabaja…

Antes, el consumidor quería mirar por un agujerito, a ver qué hay dentro de la empresa. Ahora quiere que le abramos una ventana entera.

Confianza es un valor a la alza, difícil de mantener si no eres transparente.

Cualquier cosa que chirríe, cualquier incoherencia, puede hacer perder esa confianza.

Perder clientes.

Por eso, todos queremos VER. ¿Qué hay al otro lado de la pared de tu oficina? ¿Qué pasa ahí dentro? ¿En qué crees? ¿En qué no crees?

Házselo ver al cliente/potencial cliente para que todo fluya y haya conexión verdadera.

Todos buscamos marcas y servicios con significado.

Haz ver el tuyo.

 

Llega el a-commerce

De los creadores del e-commerce (comercio electrónico) y del m-commerce (comercio con el móvil) llega el a-commerce… que es el comercio automático.

Esto quiere decir que vamos a comprar sin pensar.

No, no me he dado un golpe en la cabeza.

El tema inteligencia artificial está cada vez más desarrollado y ya es posible que tu móvil te diga “hey, te estás quedando sin café, ¿te compro una caja nueva y te la envío a casa?”. Y que tú le digas: “ah, pues sí, envíamelo”.

¿Vagancia suprema? Puede.

Pero es tendencia de consumo, eso de quitarnos energía mental para pensar en estas pequeñas cosas y que el móvil piense por mí.

De hecho, ya existe el Amazon dash button y está funcionando.

Te quedas sin Nesquik y pulsas en el botón de tu nevera para comprar más.

 

 

Lo dicho, una tendencia que ha venido para quedarse.

 

Offline is the new black

Cuando ya las marcas tenían desarrollado su proyecto online y su offline por separado, resulta que a los usuarios, no les vale. Porque lo usan todo en conjunto.

Será mejor hacerles caso… ¿no?

Parece que todo tiene que estar ya centrado en lo online, a veces, al 100%. Sin embargo, crear un ecosistema on-off es cada vez, más potente. Combinar el “poder tocar” con la comodidad de “hacer clic desde mi casa” es más real que nunca.

Tanto si se vende a un particular, como a una empresa, lo ideal es crear nuevas triquiñuelas que nos acerquen a ellos, pero sin que pierden la comodidad de navegar por las opciones que les estamos dando.

Un ejemplo rompedor de esta tendencia, es la nueva tienda de Zara de Londres. Una tienda física hecha para comprar online.

¿Una ida de olla? A ellos les está funcionando.

 

La retención del talento

Esto no es una tendencia en sí, pero sí un problema de que tenemos que hacernos eco.

Aquí va la exclusiva: las empresas que no tengan una estrategia de retención del talento y sigan ancladas en el paleolítico superior, lo van a tener más bien complicado.

Vale, esto no es nuevo.

Pero, curiosamente, sigue habiendo por ahí corporaciones y pymes que siguen con hachas y taparrabos en este sentido.

Y aquí, no estamos hablando de pasta y de que haya que pagar más a la gente.

Estamos hablando de crear entornos de trabajo motivadores en los que cada cual (tanto la dirección, mandos intermedios como el resto de trabajadores) puedan desarrollarse, utilizar sus talentos y sentirse útiles para una causa clara y compartida.

Cada vez, se crean más empresas con esta premisa (afortunadamente) que hacen un gran esfuerzo para retener talento en su familia.

Por desgracia, muchas de ellas, aun no tienen esta cultura y se dejan llevar por “el día a día”.

¿Qué va a pasar con estas últimas? No lo sé… pero no creo que haya que esperar demasiados años para comprobarlo.

Esto es cultura empresarial, amigos. Y va directamente relacionada con el primer punto: el de la transparencia y ofrecer confianza… pero en todos los sentidos.

Si quieres leer más sobre esto, he encontrado este post que me parece interesante.

Pues hasta aquí mi mega resumen (digo mega porque hay muchas más, y estas son solo unas poquísimas tendencias, pero muy interesantes).

Si te parecen interesante estos temas sobre consumo, dímelo en los comentarios para escribir más artículos sobre ello.

A mí me encanta y es de mucha utilidad, pero la verdad es que quiero que sea útil para ti.

¡Ya me dices!

 

Marta Falcón
hola@martafalcon.com

Acompaño a empresas en un proceso de cambio, diseñar nuevas soluciones y sacar lo mejor de sí mismas para resolver sus retos.

4 Comments
  • Jesús Sotelo
    Posted at 22:13h, 14 febrero Responder

    Queremos más Marta!

    • Marta Falcón
      Posted at 22:01h, 18 febrero Responder

      Habrá más entonces Jesús!! Gracias por pasarte por aquí 😉

  • Juanma Punzón
    Posted at 08:02h, 15 febrero Responder

    Ufff, creo que no nací para empresario. Pero tengo que conocer todo lo que se cuece por los mundos mundiales. Aplicarlo en el entorno maker, lo veo demasiado complejo, si eres un pequeño artesano.
    A veces pienso que actuamos más tácticamente y no estratégicamente. Pero son tantos factores a tener en cuenta y saber manejarlos, que el objetivo se ve muy grande y lejano.
    Y no es para desanimarse, pues la vida es actitud y creer en tus sueños.
    Así que seguiremos avanzando 😉
    Un maker en gestacion.
    Juanmeke

    • Marta Falcón
      Posted at 22:02h, 18 febrero Responder

      Exacto Juanma! No hay que desanimarse!! Solo ir poco a poco e incorporando nuevas cosas en cuanto se pueda… Todo a la vez… complicado. No te agobies! Todos hacemos lo que podemos. Ánimo! Gracias por tu comentario 🙂

Post A Comment