Cuando pones en marcha un servicio, normalmente, surgen un montón de miedos. Muchos irracionales. Muchos otros, que tratan de decirnos algo. Y, uno de ellos, que es muy habitual, es ese que sentimos cuando nos da pavor a no cumplir con lo que nuestro cliente espera de nuestra oferta. ¿Será lo suficientemente bueno lo que ofrezco? ¿Mi servicio resolverá su problema? ¿Y si le pido todo este dinero por darle una solución, y luego queda decepcionado? ¿Cumpliré sus expectativas?

Sucede mucho que quieres que tus clientes potenciales te perciban como un profesional premium, y en la práctica das imagen de normalito tirando a low cost. O que dices que quieres dedicarte a una única cosa y, en la realidad, haces de todo y para todos. Si te pasa esto, es muy probable que tengas problemas de posicionamiento de tu Servicio. ¿Cómo solucionarlo?

Me obligan a decirte que esta web usa cookies propias y de terceros, así que la navegación por aquí implica su aceptación.Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies