La base para crear una idea de negocio buena

Dudas. Es normal. A todos nos pasa. De repente se te enciende la bombilla, tienes la idea del año, te emocionas, empiezas a desarrollarla… y de repente te paras y piensas:

¿Esto será realmente interesante para otras personas o solo lo es para mí?

Y dudas. Claro. Pero dudarías menos, si esa idea estuviese construida sobra una base sólida, unos cimientos que la sostienen y sobre los cuales habrás construido todo.

Siempre correrás el riesgo de equivocarte, pero estos consejos que te voy a dar, seguro que minimizan en gran medida el impacto.

 

FACTORES EXTERNOS A TENER EN CUENTA

Primero: ¿Quién es tu cliente?

Define a tu cliente ideal al máximo. Tienes que saberlo todo sobre él. Hasta las cosas más pequeñas, sus hábitos, gustos, libros preferidos… todo. Incluso ponle nombre si te ayuda, pero tienes que saber exactamente cómo piensa y cómo funciona.

 

mapa de empatia

Ten en cuenta también quién va a ser el usuario y el cliente, porque a veces es diferente. Por ejemplo, si eres consultor, tu cliente será la empresa que te pague, el director, o el dueño, pero igual tú usuario, quien realmente va a “consumir” lo que haces será una persona distinta. Lo mismo sucede con los productos, si haces ropita para bebé, una cosa es el usuario, el niño, y otra es tu cliente, que serán sus padres o alguna persona cercana que quiera hacerle un regalo. La ropa tiene que ser cómoda para el bebé, pero, además, tienes que convencer a quien va a pagar por ella lo que espera de esa prenda, ya sea que tejido sea natural, que sea vistosa… lo que sea.

Analizar a fondo a tu cliente será tu base para crear algo.

 

Segundo: Define el problema

Ya sabes, sin problema, nadie va a necesitar de tu solución, así que tenemos que definirlo a la perfección.

Para esto ten en cuenta cambios recientes en el contexto o en la vida en general de tu cliente ideal (¿ves por qué es tan importante conocerlo bien?). Detecta exactamente las necesidades que tiene y, sobre todo, las dificultades con las que se encuentra a diario.

También te vendrá muy bien preguntar a personas de tu entorno, que cumplan con las características de tu cliente ideal para detectar este tipo de cosas; y también buscar por redes sociales personas con este perfil para ver de qué hablan y qué es lo que les preocupa.

 

Grábate esto a fuego: tienes que buscar productos para tu cliente y no clientes para tu producto.

Qué cimientos necesita una buena idea de negocio Clic para tuitear

idea-de-negocio

FACTORES INTERNOS A TENER EN CUENTA

Primero: Qué haces

Analiza muy bien qué es eso que haces a la perfección, y de ello, saca lo mejor para utilizar en beneficio de los demás. En beneficio de tu público.

Este deberá ser siempre el principal objetivo

 

Segundo: Por qué lo haces

Tienes que saber con exactitud por qué haces lo que haces, los motivos que te han llevado a emprender tu aventura.

Cuenta tu historia una y otra vez, habla de lo que ofreces, del problema que resuelves, de tu promesa.

De nuevo…

Explica cómo se adapta lo que propones a lo que necesita tu cliente.

IDEACIÓN

Una vez hecho lo anterior, es cuando tienes que comenzar a darle al tarro. Es con esta base con la que tienes que empezar a levantar tu idea. Sin lo anterior, tendrás una idea, la que sea, pero sin saber si es útil para los demás, es decir, si alguien te va a pagar por ella.

Una vez llegues a este punto, solo te queda…

Primero: Aplicar Técnicas creativas que te ayuden a estimular tu creatividad

Segundo: Una vez tengas unas cuentas ideas, deberás seleccionar la ganadora bajo el criterio que te habrás marcado al principio, es decir, dependiendo de lo que tú puedas hacer y de lo que tu cliente esté pidiendo.

Digamos que la parte de ideación, es el siguiente escalón que va después de que tengas tu base sólida construida.

 

Espero que no empieces la casa por el tejado, que inviertas tiempo asentando bien estos cimientos y, con cuanta más profundidad, mejor.

¡Feliz viaje creativo!

firma DC

3 comentarios en “La base para crear una idea de negocio buena”

  1. Hola Marta,
    hace tiempo que descubrí tu blog, pero hoy al volver a llegar aquí por una feliz casualidad, creo que tengo que quedarme definitivamente. Lo que dices en este artículo es un buen punto de reflexión para mi en este momento, que quiero enfocar mucho mas mi presencia online para ayudar a quienes lo necesitan con lo que a mi se me da mejor.
    Creo que las bases de mi idea son algo más sólidas que hace un tiempo, y espero entonces ver resultados pronto!
    Quedamos en contacto, un abrazo!

    Responder
    • Hola Valentina! Muchas gracias por tu comentario y encantada de tenerte por aquí 🙂 Sin duda, el hecho de que te quieras enfocar en ayuda a los demás con lo que sabes hacer mejor es un punto de partida estupendo, así que mucho ánimo, estoy segura que con tu actitud conseguirás resultados muy pronto. Un fuerte abrazo! M

      Responder

Deja un comentario