Cómo diseñar tu Servicio en 4 pasos

Eres una pequeña empresa que no tiene su oferta de servicios definida, ofreces un poco de todo y nada en concreto.

Estás empezando con tu negocio, tienes que crear tus servicios desde cero y, aunque tienes la idea, no sabes muy bien cómo darle forma o qué pasos tienes que dar para llevarla a la práctica.

¿Alguno de estos es tu caso?

Si la respuesta es SÍ, está claro que necesitas diseñar tu servicio, darle forma a todo para ofrecérselo a tu cliente de forma coherente… y en este post te cuento cómo hacerlo paso a paso.

 

FASE 1: Exploración

Para empezar, tienes que investigar, reunir el máximo de información posible sobre tu sector, sobre las necesidades de tus clientes, y plasmar de forma clara tus objetivos.

[dt_gap height=”10″ /]

Consejo: echa un vistazo a este post sobre cómo hacer un análisis de mercado básico

 

Lo primero, es fijar tus objetivos y expectativas.

¿Cómo tiene que ser tu negocio para que estés satisfecho con él?

¿Qué esperas obtener?

¿Qué objetivos tienes a corto, medio y largo plazo?

¿Cuáles son tus fortalezas?

¿Cuáles son tus valores?

Preocúpate de tener claros todos estos puntos, ya que todo esto se va a percibir a través de tu servicio y mejor será que sea coherente y acorde a tus usuarios.

En el diseño de un servicio, el cliente debe estar en el centro de tu investigación, ya que lo que más debe importarte es qué cosas le motivan, qué puede necesitar de ti para ofrecérselo en bandeja. Así que, lo siguiente, es investigar cómo es este usuario y qué quiere.

Para conocerle, puedes hacer entrevistas a personas de tu entorno que cumplan con el perfil de tu cliente ideal

[dt_gap height=”10″ /]

Consejo: Con la información que recojas, puedes hacer un mapa de empatía para analizar muy bien qué necesita y cuáles son los problemas que tiene y que tú puedes resolver.

 

Cliente-y-objetivos

 

Resumen de esta fase:

– Conoce a la perfección a tu cliente ideal

– Define muy bien tus objetivos y fortalezas

 

Cómo crear tu propio #servicio en 4 pasos Clic para tuitear

 

FASE 2: Ideación

Una vez tengas toda la información, llega el momento de analizarla.

Es ahora cuando puedes detectar puntos de mejora y oportunidades en base a la información obtenida. Explora nuevas ideas en base a ello y trabaja el valor de tu proyecto, eso que te va a diferenciar.

Y recuerda que tus soluciones tienen que estar basadas en los problemas de tus clientes que se han identificado.

 

Consejo: utiliza Mapas de ideas para poner la información más importante en orden y a la vista

 

También tendrás que estudiar muy bien cuál es el recorrido que quieres que haga tu cliente a lo largo de tu servicio, cómo va a tratar contigo. Esto se ve muy bien detectando los puntos de contacto, que son esos momentos en los que tu cliente interactúa contigo. Por ejemplo, un formulario de contacto, tu web, una llamada, cuando le envías la factura… todo esto puede (y debe) diseñarse.

 

Recorrido-del-usuario

Por poner el ejemplo de los mails: ¿Cómo van a ser? ¿Puedes sistematizarlos y tener plantillas? ¿Qué tono vas a usar? ¿Cuánto vas a tardar en responder? ¿Qué herramientas vas a usar? ¿Algún autorresponder?

Según diseñes estos puntos de contacto, tu cliente recibirá una experiencia satisfactoria o acabará frustrado y cabreado… La buena noticia, es que, si lo haces bien, puedes evitar lo segundo o, al menos, minimizarlo mucho.

 

Consejo: en esta fase no trates de hacerlo todo el mismo día, deja uno o 2 días de “reposo” de las ideas para que, cuando vuelvas a retomarlo, lo veas todo más claro y sea más fácil tomar decisiones

 

Resumen de esta fase:

– Analiza la información obtenida

– Trabaja mucho el valor que ofreces, aquello que te diferencia

– Define y diseña los puntos de contacto

 

FASE 3: Prototipado

Lo ideal, antes de lanzar nada, es testear tu servicio con un pequeño grupo de personas que cumplan con el perfil de tu cliente ideal para que te den feedback y posibles mejoras.

No hace falta tener todo el servicio ya montado, sino que puedes usar fotos, vídeos, una landing page… Eso sí, cualquier cosa física que puedas enseñarles, será mucho mejor que algo que solo le cuentes de palabra.

En esta fase, considera también los aspectos emocionales y testéalos. Observa cómo reaccionan en todo momento, cómo te dicen las cosas, cómo viven tu servicio y su grado de interés en él.

 

Consejo: utiliza el método Lean startup del que te hablo en este post para obtener los mejores resultados

Las 4 fases que necesitas para crear un buen #Servicio Clic para tuitear

FASE 4: Implementación

Ya lo tienes… ¡Solo te queda ponerlo todo en marcha!

Lo que tienes que hacer ahora es un Planning con acciones claras, que estarán definidas según tus objetivos y lo que el cliente espera. Asegúrate de que no das palos de ciego, sino que todos y cada uno de los pasos que das siguen una estrategia clara que has establecido desde un principio.

Algo importante a tener en cuenta también es establecer plazos, una fechas límite tanto para que la implementación no se prolongue demasiado en el tiempo, como para garantizar que tienes tiempo suficiente para hacer las cosas bien.

En el caso de que tuvieses otro servicio previamente, piensa muy bien cómo se va a hacer la transición para no confundir a la gente.

– Podrías enviar un Newsletter explicándolo todo

– Escribir un post sobre ello en tu blog

– Invertir en Faceboojs Ads para que la gente sepa del cambio

– …

 

Comunícalo de la mejor forma, eso sí, que sea coherente y acorde a tus nuevos valores (los que has definido en la fase 1)

 

Resumen de esta fase:

– Haz tu planning de implementación siguiendo la estrategia que más te interese

– Establece plazos límite para cada cosa

– Si tienes otro servicio previo, que este planning contemple cómo va a ser la transición de un servicio a otro.

 

Te toca. ¿Estás teniendo estas fases a la hora de definir tus servicios? ¿Alguna se te atasca? Deja tu comentario y charlamos sobre ello.

¡Te espero!

firma-MF

Marta Falcón
hola@martafalcon.com

Acompaño a empresas en un proceso de cambio, diseñar nuevas soluciones y sacar lo mejor de sí mismas para resolver sus retos.

2 Comments
  • Joel Araujo
    Posted at 14:54h, 30 junio Responder

    Hola Marca, me he encontrado tu blog y mi sonrisa fue de lado a lado jaja, esta super bueno.
    desde el diseño, colores, y los articulos geniales.

    Tocas un punto critico en todo negocio, si es un negocio convencional en un 99% solo piensa en vender a toda costa. y gran parte de blogger en su inicio tambien lo hacen (lo hacemos, porque yo tambien pensaba asi)
    lo importante es tener una propuesta clara, y no ser uno mas del monton ofreciendo lo mismo que los demas.

    La verdad desde hoy estas en mi lista de recursos.

    Un abrazo y que sigan los exitos.

    Joel

    • Marta Falcón
      Posted at 15:26h, 30 junio Responder

      Hola Joel! Totalmente de acuerdo contigo, pensar solamente en vender, y no en lo que necesitan tus clientes, puede ser un error fatal. Esa propuesta que ofrecemos a la gente, además de clara y diferente como tu bien dices, tiene que estar centrada en el cliente ideal que cada uno tiene. Muchas gracias por tu comentario 🙂 Abrazo de vuelta

Post A Comment