¿Es necesario abrir un Blog para tu negocio?

En los tiempo que corren, abrir un blog profesional está a la orden del día. En ocasiones, parece hasta obligatorio. Cuando vas a encargar la nueva web de tu negocio, una pregunta imprescindible que te hacen es… ¿quieres que lleve blog?

Te ves un poco obligado a decir que sí, al fin y al cabo quieres estar a la última y hacer lo que toque para triunfar en el ámbito 2.0.

Pero, ¿de verdad es necesario tener un blog cuando le das visibilidad online a tu negocio?

Como casi todo en la vida, la respuesta es que “depende”. Hay muchas razones para abrirlo, y muchas otras para desechar la idea.

Desde luego, tener un blog no es para todo el mundo. Es un gran esfuerzo y el cálculo de horas que hay que invertir en su mantenimiento siempre hay que hacerlo a la alza. A la misma velocidad que se abren blogs todos los días, otros se cierran o se abandonan.

Al fin y al cabo, un blog no es un negocio en sí mismo (todos sabemos que hay unas cuantas excepciones), es un apoyo más, algo que te ayuda a subir escalones.

Te voy a dar 4 grandes razones para abrirlo, y 4 grandes razones para que mejor, te olvides de la idea. ¿Con cuales te quedas?

Razones para abrirlo

1 – Un blog te da autoridad sobre un tema concreto, lo cual te ayudará a posicionarte en tu sector y tus clientes potenciales pensarán en ti cuando necesiten un servicio de tu especialidad

2 – Te da posicionamiento orgánico ya que, si hablas sobre temáticas relativas a tu ámbito de trabajo, y usas bien las palabras clave, a Google le va a encantar y te va a poner cada día un poquito más arriba en las búsquedas.

3 – Tener un blog trata de compartir lo que sea que sabes, y eso te da pie a conocer a un montón de gente estupenda, que te escribe dando su opinión, o las gracias o aportándote cosas nuevas… Es fantástico.

4 – Escribir un post es algo laborioso, lo cual, muchas veces, te obliga a investigar incluso un poco más sobre algo que ya sabes. Según como yo lo veo, tener un blog te hace mejor profesional.

 

blog-empresa

 

Razones para no abrirlo

1 – Si, pensándolo fríamente, no te atrae la idea y no vas a ser capaz de ser constante. El hecho de tenerlo como “obligación” te va a crear solo frustración

2 – ¿Lo abres solo porque te va a dar dinero? Entonces, mejor, olvídalo. Tener grandes ingresos gracias a la publicidad o colaboraciones, requiere un volumen de tráfico estratosférico, lo cual, por supuesto, puedes conseguir pero que para que suceda, tendrás que publicar artículos de mucha calidad y realmente útiles para tu audiencia (volvemos al punto 1)

3- ¿No tienes una estrategia clara que seguir? Pues mejor párate un momentito y piensa por qué quieres abrirlo, cuáles son los objetivos y los pasos a seguir para conseguirlos. Si no te compensa, o no tienes el tiempo y recursos suficientes para mantenerlo en el tiempo, valora si es buena idea empezarlo.

4- No se te da bien escribir y tampoco te interesa aprender. Porque si no sabes escribir bien, siempre se puede mejorar practicando o apuntándose a unas clases, pero si el problema es que no te llama teclear y lo vas a hacer por obligación, vas a acabar odiándolo.

 

 

¿De verdad es necesario abrir un blog para tu negocio? Clic para tuitear

Y si al final lo abres…

– Se trata de tener una herramienta de marketing más. Escribe con una estrategia y una intención concreta. Por ejemplo, si tienes un blog sobre paternidad y vas a sacar un nuevo producto a la venta sobre juegos infantiles, pues quizás sea conveniente que en tu blog empieces a escribir unas cuantas semanas antes sobre el tema de los juegos.

Disfruta de todo el proceso, tanto de la recopilación de información, de la escritura, de responder comentarios… ¡Todo tiene su parte buena!

Ten claro a quien escribes, ya que tener a tu público bien definido, es uno de los factores que te va a hacer que tengas mucho más éxito

– ¿Qué resulta que lo de escribir no es lo tuyo, pero aun así quieres tener blog igualmente? Subcontrata un copywritter. Hay un montón de profesionales estupendos a los que delegar este trabajo.

Conclusión

Un blog, aunque te puede ayudar mucho, no te va a hacer vender más por arte de magia. Lo más importante de todo siempre es tener un buen producto o servicio, algo que la gente realmente quiera y que te diferencie. Todo lo demás, son herramientas que dan a conocer eso que vendes, complementos que, con trabajo, te ayudan a que puedas lanzarlo hasta la estratosfera, pero la base de un servicio de calidad tiene que estar patente.

 

Estoy deseando conocer tu opinión. ¿Crees que un blog te ayuda, o te podría ayudar con tu negocio? ¿Eres de los que apuesta por tener uno o de los que, mejor, han abandonado la idea?

¡Te espero en los comentarios!

 

firma DC

 

 

Marta Falcón
hola@martafalcon.com

Acompaño a empresas en un proceso de cambio, diseñar nuevas soluciones y sacar lo mejor de sí mismas para resolver sus retos.

2 Comments
  • Valentina
    Posted at 21:19h, 24 febrero Responder

    Sin duda, desde que he definido mi lector (en mi caso lectora) ideal, todo ha cambiado para mejor. Si no se sabe para quien se escribe, mejor dejarlo. Y hacer intentos de «a ver cual es el post que mejor funciona para luego decidir» (que es lo que hice yo) tampoco es buena idea!

    Así que comparto al 100% Marta!

    Un beso

    • Marta Falcón
      Posted at 10:43h, 25 febrero Responder

      Sí, lo del lector ideal es importantísimo!! Creo que hasta hay que imaginárselo con todo lujo de detalle y escribir como si se le estuviese hablando a él/ella. Gracias por tu comentario guapa! Un besazo!

Post A Comment