8 ideas para vencer al estrés (y ser más productivo)

Dicen que, en la actualidad, es uno de los mayores enemigos de la salud. Nos resta calidad de vida y, además, nos cambia el carácter y cómo tratamos a las personas de nuestro entorno. Por si esto no fuera poco, nos genera un bloqueo mental con el que difícilmente se puede trabajar y que nos impide que seamos productivos.

Claramente, estoy hablando del estrés.

El trabajo es una de las cosas que más estrés generan y poco podemos hacer si dejamos que tome el mando. Es por eso que hoy te traigo algunas ideas que me son de mucha utilidad a mí misma para combatirlo y conseguir trabajar tranquilos y de forma eficaz.

vencer el estrés

Bye-bye estrés

1.- Crea un espacio propicio.

En este post ya te hablaba un poco sobre ello, pero es que trabajar en un espacio en el que te sientas cómodo y tranquilo es fundamental. Presta atención a todos tus sentidos, ponte un tono en el teléfono que te guste (no el típico sonidito irritante), podrías poner alguna vela aromática, poner fotos de algo que te relaje o inspire buen rollo… Si quieres vencer al estrés, empieza por la base.

 

2.- Acepta las cosas como vienen

Hay que tratar siempre de mejorar y aprender, pero no te machaques por lo que pudo ser y no fue, o por ese error que cometiste. Toma nota, aprende y sigue adelante, no te encariñes con la piedra, esto es una enorme pérdida de tiempo que genera mucho estrés.

 

3.- Cambia de escenario de vez en cuando

Puede ser de mucha utilidad sobre todo cuando te atascas, salir a dar una vuelta o bajarte a una cafetería a buscar la inspiración. Mucho mejor, es viajar o, simplemente irte el fin de semana de escapada al campo, o cogerte los viernes por la tarde para llevarte el portátil a un entorno en el que te sientas cómodo. Esto es un soplo de aire fresco para nuestro cerebro, porque saliendo del lugar donde estamos siempre, le ayudamos a ver las cosas desde distintos puntos de vista. Es un truco para aumentar la productividad al instante.

 

4.- Deja de buscar culpables

A veces, las cosas salen mal y, en lugar de centrarnos en buscar una solución, perdemos mucho tiempo intentando averiguar quién es el culpable. Una vez le tenemos, perdemos otra enorme cantidad de horas diciendo o pensando todo tipo de maldiciones sobre esta persona. Y muchas otras veces, el que paga con la culpa eres tú mismo, así que todos estos pensamientos chungos recaen una y otra vez en ti. ¿Te das cuenta de todo el estrés que conlleva eso? De nuevo, pérdida de tiempo enorme y falta de concentración abismal.

 

5.- Aprende a planificarte bien

Tener un método de gestión del tiempo que te funcione es muy importante. Planificarlo todo con antelación, con estrategia y con un claro objetivo, hace que vayas mucho más rápido, seas más efectivo y, además, vivas menos estresado ya que todo está bajo control. Vale la pena invertir un poquito de tiempo antes de empezar a trabajar que no pasar los días agobiado y apagando fuegos.

 

Cómo vencer el estrés y conseguir ser más productivo Clic para tuitear

 

6.- Céntrate en lo que puedes cambiar

Y no en lo que no puedes. Hay personas que viven permanentemente amargadas pensando en cosas que podrían ser de una forma, y no son, sobre las que no tienen ningún control pero que les afectan. Creo que es mucho mejor mantener toda la atención en las cosas que sí podemos cambiar y mejorar, ésas son las que pueden marcar la diferencia. Quejarse de las otras, solo nos va a hacer perder el tiempo y estresarnos.

 

7.- Aprende a decir que no

Decir que sí a todo lo que te proponen, solo por querer complacer, aun sabiendo que no quieres hacerlo, y que no te va a aportar nada, te va a crear estrés instantáneo y va a hacer que dejes de lado muchas otras cosas que sí te aportan mucho y que desde luego te gustan y te traen un beneficio concreto. Es muy fácil, solo tienes que disculparte y decir que NO.

 

8.- A las 7… ciao!

Cuando den las 7, apaga el ordenador, respira profundamente y vete a hacer algo para desconectar. Y digo las 7 porque, después de todo el día trabajando, me parece una hora más que razonable, pero cada uno tendría que adaptar a su caso. El tema es que te fijes una hora para acabar y que no se eternice. Lo ideal es realizar cualquier tipo de actividad física, es una forma estupenda y sanísima de liberar estrés y cargar pilas. Al día siguiente estarás de nuevo renovado a tope para seguir dándolo todo en una nueva jornada de trabajo. También puedes practicar cualquier otra afición que tengas, como pintar, tejer, o quedar con unos amigos para tomar unas cañas. ¡El caso es que le des un respiro a tu cabeza!

 

Pues estas son las cosas que para mí son de gran utilidad para vivir libre de estrés o, al menos, para tenerlo al mínimo. Espero que las pongas en práctica y que sean de gran ayuda.

Si te ha gustado este post, ¡no te olvides de compartirlo! Encontrarás unos botones aquí debajo para ello. A cuantas más personas llegue, menos el nivel de estrés del mundo 😉

Y tú, ¿cómo combates al estrés? ¡Te espero en los comentarios!

 

firma DC

Deja un comentario