Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!...

Estoy un poco cansada de cierto paripé que se está montando alrededor de esto de emprender. Sí, he dicho paripé, porque empieza a serlo. Este post es para ti si estás empezando o, si ya estás en ello, y la cosa no acaba de funcionar. No quiero que tú te creas el paripé.
Este post está basado en una historia real, pero cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia. Y es la historia del pescador de mi pueblo. Una historia de éxito. Un hombre con visión de negocio, de servicio y un estratega donde los haya. ¿Quieres saber qué puedes aprender tú de él?  
Algo que sucede a menudo, es que improvisamos muchas cosas de nuestros servicios. Por otra parte, es habitual perder mucho tiempo en tareas cotidianas. Porque, gran parte del trabajo, se basa en tareas repetitivas de todos los días.  
Problema típico: alguien tiene una idea para montar un negocio. Y luego otra. Y otra. Y todas le gustan. Entonces las junta, fuerza un poco para que encajen. Tanto, que acaba por verle el sentido.
Estoy segura de que habrás escuchado mil veces eso de que tienes que conocer a tu cliente ideal. Para tener un blog, un negocio o para escribir en redes sociales. Tienes que saber a quién te diriges. Efectivamente, así es. Pero… ¿exactamente qué hay que saber de él?  
  “A este negocio, le falta alma” Seguro que conoces alguna empresa de la que hayas pensado esto. Que está como vacía, que no transmite. Como si no tuviese esencia. Y, normalmente, si es así, es que está desprovista de valores.  
Qué escenario tan ideal: un Cliente te contrata, repite y, además, te recomienda y te hace llegar nuevos Clientes. Para que alguien sea fiel a un Servicio tiene que aportarle mucho. Lo que sea. Pero no basta con solucionar un problema. Si solo solucionas un problema, cubriendo lo mínimo, puedes ser sustituible. No hay necesidad de ser fiel a lo que tú haces.  
El pos it. La herramienta por excelencia. En mi caso, mis mejores ideas siempre han salido de estos papelitos. Me lo habéis pedido un montón y hoy por fin revelo mi método: como uso los post its para desarrollar nuevos servicios y para desarrollar ideas en general. Además, el artículo incluye vídeo.